Año 2011 ¿Compramos acciones de Bankia?  

La respuesta ahora parece sencilla, NO. Sin embargo, cuando la Entidad salió a Bolsa lo hizo la firme apariencia de que se trataba de una Entidad solvente, un referente bancario cuando en realidad poco tiempo después se descubriría el gran fraude que supuso la salida al parqué.

La triste realidad para todos los que adquirieron este producto es que lo hacía con la firme creencia de que iban a obtener una gran rentabilidad, como no puede ser de otro modo,  y todo ello puesto que la entidad bancaria se presentó, públicamente, teniendo como colaboradores necesarios a los medios de comunicación, como una Entidad solvente, saneada, con experiencia, con importantes beneficios,  sirviendo, esta excelente carta de presentación como filón para hacer calar en la población (incluidos los propios empleados de  Bankia) el convencimiento de que el producto que se estaba ofertando, es decir, las acciones de Bankia, era un producto altamente seguro y todo ello puesto que Bankia era una de las empresas referentes en el sector bancario de nuestro país.

 

¿Donde se publica la OPS de Bankia?

La OPS de BANKIA, se publica un Folleto informativo inscrito en el Registro Oficial de la Comisión Nacional del Mercado de Valores con fecha 29 de junio de 2011, donde se detalla en primera plana que se cumple con la normativa legal de aplicación.

De lo prometido a lo ocurrido con la compra de acciones… 

El 20 de Julio de 2011 las acciones de Bankia debutaron en la Bolsa. El precio de cada acción era de 3,75 euros suponiendo ya una rebaja más que reseñable y todo ello puesto que en el folleto – al que anteriormente hacíamos referencia-   el valor de las acciones sería de entre 4 y 5 euros lo que le debería haber reportado a los adquirentes unos beneficios instantáneos de entre 0,25 y 1,30 euros por acción.

Lo que sucedió fue sencillo, mientras que se produjo la OPS la Entidad buscó generar tanto en los inversores como en los ciudadanos la creencia de solvencia de la Entidad para la adquisición de los títulos pero además, se generó la expectativa – en función de los datos aportados por la Compañía de que los beneficios por la adquisición de las acciones serían elevados, es decir, la inversión en acciones de Bankia – según la Entidad- no iba a generar más que beneficios- hoy podemos decir que esta afirmación era INCIERTA.

Desde la fecha de salida a Bolsa y hasta el mes de Abril del año 2012 la Entidad prosiguió mostrando sus beneficios, una cifra esta que no era discutible, pues nadie, hasta ese momento, vio o quiso ver que es lo que había detrás de esa apariencia de solvencia.

 

¿Que ocurrió el 25 de Mayo de 2012 con las acciones de Bankia?

LA CNMV suspendió la cotización de las acciones de Bankia en Bolsa por petición de la propia Entidad, solicitándose – conjuntamente- el rescate bancario que todos recordaremos.

Tras estas peticiones, BANKIA tuvo que proceder a reformular sus cuentas y… SORPRESA, Bankia tenía unas perdidas por valor de 3.318 millones de euros.

El resultado para Bankia…el 02 de Enero de 2013 la Entidad deja de cotizar definitivamente en el IBEX 35 contando en su haber con unas pérdidas del 90%, siendo que, a mediados de ese mismo año 2013, el valor nominal de los títulos era de 0,01 euros.

El resultado para los inversores…el declive, la perdida no solo de lo invertido en esta supuesta compra segura de acciones sino también la perdida de los beneficios que – según las cifras ofrecidas por la Entidad (y que hoy sabemos que eran irregulares)- iban a percibir como consecuencia de la cotización en Bolsa de las acciones de una de las Entidades referentes en el sector bancario.

¿Qué pueden hacer los adquirentes de esas acciones de Bankia ahora?

Si adquiriste las acciones de la Entidad, recopila toda la documentación que obre en tu poder acerca de meritada adquisición, el siguiente paso – sencillo- ponte en contacto con nuestro Equipo de Abogados especializados en Derecho Bancario, expón tu caso y desde nuestro Departamento te remitiremos un estudio personalizado sobre tu caso y tus opciones a la hora de poder reclamar judicial la totalidad de la cantidad invertida en acciones.

No lo pienses más, y escríbenos, el estudio personalizado es totalmente gratuito.